¿COMPETENCIAS OTRA VEZ?

     Hace unos días estuve junto a mi compañera y amiga Carmen Soria en el IES Ribera del Fardes de Purullena colaborando en la formación en centros sobre competencias básicas. Ha pasado mucho tiempo desde la introducción de este término en la normativa allá por el 2006 y aquí seguimos dándole vueltas.

350px-Panoramica_de_purullena_1           Me sorprendió, en primer lugar, que los prejuicios y los miedos del profesorado fuesen los mismos de siempre, básicamente dos: las competencias como una devaluación de los contenidos curriculares y la falta de tiempo para “añadir” algo nuevo. También es cierto que el profesorado que conoce el tema lo conoce mucho mejor de lo que se conocía hace unos años, y además ha generado experiencia práctica sobre el tema.

       Carmen y yo intentamos plantear la sesión de forma coherente entre lo que consideramos necesario en las aulas y lo que ofrecemos cuando damos formación al profesorado. No me parecería serio hablar de cómo Internet ha cambiado nuestro modo de acceder a la información y el papel del profesorado que ha pasado de ser el depositario y transmisor del saber a ser algo así como un facilitador del aprendizaje, y luego plantear una sesión única y exclusivamente para transmitir una  información a la que cualquiera puede tener acceso a golpe de clic.

         Nuestro sondeo inicial mostró las actitudes de los que allí estábamos frente al aprendizaje que proponíamos y puso de manifiesto un interés específico más en la programación y en la evaluación de competencias que en el diseño de tareas y proyectos. A partir de ahí definimos tres aspectos del aprendizaje de la integración de las competencias básicas en nuestra práctica profesional: aprender a programar pensando en competencias y no en contenidos, aprender a diseñar proyectos y secuencias didácticas coherentes con el desarrollo de las competencias de nuestro alumnado y aprender a evaluar su grado de adquisición. Dedicamos el resto de la sesión al tema de la programación.

aprender        Lo hicimos ayudados de los carpetones que en su día distribuyó la Junta de Andalucía con el currículum.   Los criterios de evaluación de los diseños curriculares están formulados como definiciones de lo que se espera que nuestro alumnado SEPA HACER al término de un curso y teniendo esto presente es fácil programar el resto.

           Nos queda aún abordar el diseño de tareas y proyectos, aspecto en el que considero que está todo el potencial de cambio de las competencias básicas y que tan bien resume @SilviaGongo en este vídeo:

        Para terminar  habrá que adentrarse en el espinoso tema de la evaluación. Y habrá que hacerlo pese a la LOMCE y su sistema de reválidas y su evaluación desconfiada, clasificadora e injusta.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Competencias Básicas, evaluación, Metodologías, PBL y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s